Hoy en día se fabrican todo tipo de utensilios de diversos materiales, aptos para usar el micro, pero sin duda, nada como los accesorios de silicona para cocinar en microondas. La cocina con microondas ha salido beneficiada con el auge de los recipientes de silicona.

Antes sólo usábamos el micro para calentar la leche del desayuno, o recalentar comida de otros días, o para derretir chocolate. Cierto es que siempre hubo recetas para el microondas, pero era realmente algo marginal en la cocina.

Hace ya bastante tiempo en que el microondas forma parte esencial de cualquier cocina profesional que se precie. Por un lado, porque es una herramienta eficaz y rápida, y por otro porque hay recetas creadas expresamente para hacer al microondas, como por ejemplo el bizcocho esponjoso.

Lejos de pretender montar una cocina profesional en casa, el microondas se nos antoja una herramienta necesaria hoy en día. Con la gama de recipientes de silicona para cocinar en microondas ha aumentado el número de recetas a nuestro alcance, incluso hay accesorios específicos para cada una. De hecho, algunos fabricantes incluyen en la caja, recetas con las que nos enseñan a usar sus productos correctamente.

Ventajas de cocinar en microondas con silicona.

Comida Sana

Primero, vamos a tener una ventaja añadida y es que podemos cocinar de una manera más saludable, ya que si usamos los accesorios de silicona para cocinar en microondas, quitaremos los fritos y reduciremos las grasas para cocinar.

Personalmente creo que esto es algo fundamental en la cocina diaria, ya se inventaron los fines de semana para portarnos mal.

Tiempo es oro

Segundo el microondas nos facilita muchas elaboraciones, ya no tenemos que estar pendientes de los fuegos constantemente, sólo hay que ajustar el temporizador y la potencia, y dejar que el micro haga su trabajo. En muchos casos, se reduce el tiempo de cocinado de los alimentos. Por otro lado, nos facilita enormemente la limpieza, ya que usamos menos recipientes y no hay que limpiar los fogones o la vitro.

Cantidad justa

Tercero, podemos utilizar recipientes para raciones individuales. Esto nos permite ajustar las cantidades, ya que muchas veces acabamos tirando comida o almacenando sobras que nadie se come. Además, en los hogares en los que los horarios sean dispares, permitirá que todo el mundo coma caliente, sin recalentar.

Ahorro

Por último, hay un dato que me parece muy interesante y es que cuando usamos el microondas en vez del horno convencional, ahorramos entre un 60 y 70 por ciento, en gasto de luz. Algo que hay que tener muy en cuenta, tanto por nuestra cartera como por la concienciación ecológica y medioambiental.

El microondas.

Pero no todo es darle a un botoncito y a esperar que se produzca el milagro . Pues no, hay que trabajárselo un poquito y usar nuestras algo de nuestras habilidades culinarias para picar, sazonar y demás.

Es importante adaptarnos un poco a esta herramienta, aprendiendo los tiempos de cocción y los trucos para sacarle todo el partido a los utensilios de silicona para cocinar en microondas.

El tamaño importa

Es importante tener en cuenta el tamaño del microondas, sobre todo si queremos cocinar grandes cantidades. Por lo general los recipientes de silicona
están diseñados para cocinar en microondas, con tamaños más reducidos y formas redondeadas. Si usamos recipientes demasiado grandes o el microondas resulta ser muy pequeño, éstos no podrán girar adecuadamente, con lo cual el microondas no podrá hacer su trabajo.

Personalmente creo que, si queremos sacar todo el partido a esta herramienta, sobre todo en el día a día, vale la pena invertir en un microondas adecuado, que nos facilite la vida. Con los hornos microondas de última generación, podemos dejar programada la cocción. Preparamos los ingredientes, los dejamos colocados en un recipiente para micro de silicona y cuando estamos entrando a casa, olerá que alimenta. No olvides seguir las indicaciones y precauciones del fabricante.

Utensilios de silicona para cocinar en microondas.

En este artículo pretendo hacer una relación de algunos de los recipientes de silicona aptos para microondas que hay hoy en día en el mercado y explicar cómo usarlos con algunos ejemplos. Tengo que decir que, aunque éstos han sido diseñados para su uso en el microondas, son compatibles en su mayoría con el horno tradicional.

Vaporeras

Como la cosa está que echa humo empecemos a hablar de las vaporeras. La cocina al vapor es un valor en alza, ya que cada vez nos preocupa más la buena alimentación y la salud. Por lo que tener vaporera en casa ya no es un extra, es necesario.

Éstos recipientes tienen dos partes. La inferior es estanca, donde ponemos agua para que se convierta en vapor. La parte superior es una rejilla, u otro recipiente horadado para que penetre el vapor, que se puede retirar y es donde ponemos los alimentos que queremos cocinar al vapor. Existen modelos con mas de dos niveles, para poder hacer distintas elaboraciones a la vez, o aromatizar unas con otras. La parte superior quedaría tapada a la hora de cocinar, para no perder el calor.

Si lo preferimos, algunas de estas vaporeras también se pueden usar sobre un caldero normal y corriente. Sólo hay que poner agua a hervir a la antigua usanza y poner la rejilla sobre la olla. Sin embargo, es en el microondas donde son realmente prácticas.

Este tipo de cocción nos permite cocinar los alimentos en su justa medida manteniendo sus propiedades. Aquí podemos prescindir totalmente de las grasas para cocinar. Cuando pensamos en la cocina al vapor se nos viene a la cabeza unas verduras al dente. Pero se pueden utilizar para recetas más complejas ya sea para cocinar algún pescado o carne, manteniendo sus jugos y respetando más sus sabores.

Por ejemplo, podemos aromatizar el agua con alguna hierba aromática, tomillo, romero etcétera. En una capa intermedia podemos poner algunas verduras, y en la parte superior algo de carne o pescado. Le damos tiempo a que se haga todo y nos servimos.

Papillote

Tenemos también los recipientes para hacer papillote. El papillote es una técnica de cocina que permite cocinar algunos alimentos en su propio jugo. Consiste en hacer un paquetito con, por ejemplo, un buen pescado y algunas hortalizas, todo bien sazonado. Se le pone un chorrito de aceite y se mete al horno envuelto en papel de aluminio. Pues bien, ese paquetito que antes hacíamos con papel de horno o papel de aluminio ahora lo tenemos disponible en silicona.

Éste recipiente queda cerrado herméticamente para que se cocinen bien los alimentos y que podamos aprovechar el caldo resultante de la cocción para salsear. Normalmente se sirve directamente en la mesa, por eso es muy útil que tenga asas para transportar. También podemos usarlas como vaporera, pues algunas vienen con rejilla.

Algo parecido son los boles de silicona completamente flexibles que se enrollan sobre sí mismos. Ponemos lo que queremos cocinar en el interior y hacemos un paquetito con este peculiar bol, que tiene un enganche para que no se abra. En este caso no queda hermético, pero si podemos usar uno para cada comensal.

Ollas plegables de silicona para cocinar en microondas

¿Alguna vez pensaste que podrías tener tus ollas plegadas? Pues ahora las podemos tener plegadas y bien almacenadas. Solo hay que desplegar las ollas para usarlas en el micro. Vienen en varios tamaños, las hay de hasta 2,5 L. Eso sí debes tener en cuenta el tamaño de tu microondas. Podemos hacer comida, tan sana como sabrosa, para toda la familia. No necesita aceite, ya que es anti adherente, sólo hay que poner los alimentos y seguir la receta que estemos usando.

Viene con tapa para que se cocina todo a la vez, y evitar salpicaduras. Un truco para un cocinado homogéneo, es poner los trozos más grandes cerca de los bordes y el resto en el interior.

Pongamos por caso que eres una persona muy ocupada, y sólo puedes cocinar por la noche. No hay problema, deja una olla de microondas preparada en la nevera. Por ejemplo, pollo a la cerveza con verduras. Cuando llegues de trabajo, sólo tienes que ponerla al microondas el tiempo necesario y ya tienes la comida lista.

Arrocera para cocinar en microondas de silicona

Uno de los alimentos más recurrentes en la cocina es el arroz. Así que una arrocera de silicona para el microondas nos viene de perlas, así podemos acompañar nuestros platos. Son fáciles de usar, sólo hay que poner el arroz y el agua en las proporciones correctas, buscar en la tabla que nos proporciona el fabricante, el tiempo de cocción en función del tipo de arroz que vayamos a preparar y darle al botón.

No permite preparar muchas recetas con arroz, recuerda que existen muchas variedades de arroz. Así que, es una oportunidad estupenda para ir conociéndolos. También nos sirve para cocinar productos similares como la quínoa.

Sushi al micro, receta incluida

Si te atreves con el siguiente paso, también puedes conseguir el kit para sushi, que viene con la esterilla de silicona y la espátula para enfriar el arroz. No es tan difícil.

  • Para hacer sushi tienes que lavar bien el arroz para quitarle todo el almidón, lo pones bajo el chorro del grifo hasta que el agua deje de salir blanca.
  • Luego lo cocinas según el tiempo indicado por el fabricante.
  • Una vez cocido, lo enfrías con la espátula, y lo mezclamos con un poquito de vinagre de arroz, azúcar y sal para que nos quede el arroz glutinoso que necesitamos.
  • A continuación, ponemos una hoja de alga nori, extendemos el arroz, rellenamos al gusto, por ejemplo, con tiritas de pepino y aguacate, y ayudándonos de la esterilla de silicona lo desarrollamos todo.
  • Por último, se corta en porciones y ya tienes tus makis.

La pasta

Tenemos también recipientes específicos para cocer pasta. Su mayor ventaja radica en que los colamos directamente en el mismo recipiente, ya que la tapa es a su vez un escurridor. Algunos son alargados para respetar la forma de los espaguetis o tallarines, ya que, hay que ponernos de forma horizontal para que quepan dentro del microondas.

Tortilla

¿No hay manera de que la tortilla de patatas te salga redonda? Bueno no hay nada que no se arregle con un poco de práctica o con un molde de silicona para cocinar en microondas la tortilla española. No sólo nos ayuda a que tenga la forma adecuada, sino que usamos menos aceite. Esto es ideal para una cena, es menos pesada que si hacemos a la manera tradicional, la cual me encanta, pero como ya he dicho hay un tiempo para cada cosa.

  • Para empezar, hay que cocinar la cebolla en el microondas, (si la mía lleva cebolla) con un poquito de agua, otro poco de aceite y sal.
  • Luego se añaden las patatas troceadas, se puede añadir otro poco de aceite, y se mete en el micro.
  • Cuando esté todo cocinado se le añade el huevo batido y de vuelta al microondas.  mitad de la cocción le damos la vuelta al molde fácilmente porque es el médico.
  • Por último, solo sólo queda desmoldar la tortilla redonda.

Cierto es que salen un poquito más blancas, pero créanme si les digo que es mejor evitar tostar los alimentos más de la cuenta. Se le pone una ramita de perejil para darle color y siguen estando muy ricas.

También tenemos un estuche de silicona para cocinar en microondas tortillas francesas. Podemos hacer una tortilla francesa simple, con su forma característica doblada a la mitad, en cuestión de minutos. También podemos hacerla rellena con verduras, embutidos, setas, etc. El proceso es similar al de la tortilla de patatas, es cuestión de darle el punto de cocción al huevo que más te guste, a mí me gusta jugosa. Ahora si que tenemos la cena resulta.

El huevo

Para mí una de las cosas más deliciosas de la gastronomía es huevo poché. La yema en su justo punto de cremosidad, que es en sí mismo una salsa exquisita, bañando el plato. Pues bien, como he mencionado en anteriores post, también tenemos recipientes específicos para escalfar y cocer huevos.

Escalfador silicona para cocinar en microondas

El escalfador es como un pequeño cuenco de silicona que mantiene la forma del huevo. Tienen una base firme para que no caiga. Y el uso consiste en poner agua en su interior y calentarla en el micro, sin que hierva. A continuación, lo sacamos, añadimos unas gotas de vinagre al agua y cascamos el huevo en el escalfador, con cuidado no te quemes. De vuelta al microondas, unos tres minutillos (depende de lo que diga el fabricante y de cómo funcione tu micro), y listo.

Otra opción, es extender un poco de aceite con un pincel de silicona en la base y poner el huevo directamente.

Ya no tiene excusa para no prepararte unos huevos Benedic.

Cocedor

Por otro lado, en el micro no se puede cocer un huevo con cáscara, así que, utilizamos los recipientes de silicona para cocerlos. Por eso aquí lo interesante es jugar con las diversas formas a modo de molde. A diferencia de los escalfados no necesitamos agua, sólo introducimos el huevo cascado dentro del recipiente y lo tapamos. Se pone unos segundos al micro hasta que se haga y ya está. Los hay de forma cilíndrica, de cubo y otras muchas formas más divertidas. Podemos cocer el huevo sólo o inventar alguna receta. Se desmolda fácilmente porque es anti adherente, por lo tanto, no tenemos que echarle aceite.

Queso fresco con el micro

¿A que no sabías que podías usar el microondas para hacer queso fresco? Pues yo acabo de descubrirlo. Existe un kit de silicona para hacer queso. Es un bol estanco con una pequeña cesta en el interior y tapa de silicona.

La receta es bien simple, se necesita:

  1. 1 l de leche fresca (no vale pasteurizada) .
  2. Un chorro de limón (puede ser también vinagre o yogur) y sal.
  • Se pone la leche a hervir en el microondas dentro del bol. Mientras se hierve podemos exprimir un limón en la tapa de silicona que viene preparada para eso.
  • Una vez ha hervido la leche, lo retiramos del microondas.
  • Vertemos el jugo de limón y le damos el toque de sal.
  • Ahora removemos con una cuchara de silicona (no vale de metal) hasta que se hagan grumos.
  • Luego vertemos todo en la cesta y escurrimos el suero. (Hay quien utiliza el suero para otras recetas por ejemplo masa de pizza).
  • Finalmente, introducimos la cesta con el cuajo dentro del bol, lo tapamos y lo metemos en el frigorífico. Sólo es cuestión de dejarlo unas horas hasta que cuaje, luego desmoldar y servir.
  • Podemos jugar con la cantidad de sal si queremos usar el queso para preparaciones saladas o dulces. Por supuesto también podemos especiarlo a gusto del consumidor.

Pan para cocinar en microondas de silicona

Para acompañar el queso tierno, no se me ocurre nada mejor que un trozo de pan recién hecho. Para eso está la panificadora, molde y amasadora. Es un bol multiuso flexible y ancho, donde podemos mezclar y amasar los ingredientes del pan. (Ideal para hacer todo tipo de masas sin ponerlo todo perdido). En el mismo recipiente se deja leudar, o sea fermentar la masa con la levadura (podemos acelerar el proceso en el micro). Luego, se pliega sobre sí mismo, y se engancha en la parte superior para que no se abra y mantenga la forma del pan. Por ultimo lo metemos en el micro el tiempo necesario hasta que cruja. Todo en un recipiente.

Si disponemos de más tiempo, y quieres que tu pan se vea más tostado, puedes usar el horno convencional. También puedes probar con otros moldes de pan, tipo baguette, por ejemplo.

Repostería

Moldes

No vayas a pensar que me he olvidado del mundo de la repostería para microondas. En general podemos decir que todos los moldes de silicona que usamos para el horno son también válidos para el microondas. Por supuesto variarán los tiempos de cocción en función de la potencia y demás. También hay que mencionar que debido al tamaño algunos no serán aptos para el microondas ya que no podrán girar adecuadamente. Pero esto no es ningún inconveniente porque ya sabemos la variedad de utensilios de silicona de cocina que existen.

Empezaré hablando de unos pequeños moldes- flanera tipo taza, con las que podemos hacer postres individuales. Es ideal para hacer recetas del estilo Brownie a la taza. Para la cual sólo hay que mezclar los ingredientes en nuestro caso en este molde y ponerla al microondas.

Existen, por ejemplo, moldes de gofre en silicona para microondas. Los gofres se cocinan homogéneamente y se desmoldan fácilmente. Tienen su característica forma de trébol o rectangular. En algunos casos ya vienen divididos en porciones.

También tenemos la posibilidad de hacer unas rosquillas o buñuelos al micro, con un molde de seis semiesferas que mantienen la forma característica de las rosquillas, con su agujerito y todo.

Me derrito

Derretir chocolate se convierte en una tarea fundamental en la repostería, es algo que habitualmente hacemos en el microondas. Para este menester podemos usar cualquiera de los bordes de silicona de los que ya hemos hablado, ya que son antiadherentes. Pero hay uno específico para esto. Se trata de un recipiente con una boquilla vertedora, con una tapa gruesa que mantiene la temperatura para facilitar y mantener el derretido, y con diseño ergonómico para facilitar el vertido con una mano.

Pongamos por caso que queremos rellanar unos moldes para hacer unos pequeños bombones de chocolate. Necesitamos hacer un trabajo delicado para verter el chocolate sin desperdiciar más de la cuenta. Para eso este accesorio es perfecto. Ya que podemos ir rellenando el molde mientras lo sujetamos con la mano libre.

 Por cierto, también se podrá utilizar para derretir la mantequilla y todo aquello que se suele derretir (aunque a decir verdad no se me ocurre nada más).

Una tarta tatin deliciosa

Uno de los postres más socorridos (no en vano su origen fue un apaño) y más sabrosos que hay es la famosa tarta tatin. Esta tarta fue inventada por las francesas hermanas tatin. Resumiendo mucho, no es más que unas manzanas laminadas y caramelizadas sobre una base de hojaldre. Su mayor dificultad radica en que se cocina al revés, o sea con el hojaldre por encima y luego hay que darle la vuelta. Otro problema es que necesita dos tipos de cocción, primero en una sartén al fuego, y luego esta misma sartén se usa en el horno. Esto en una cocina convencional es un problema, porque nuestras sartenes no están preparadas para su uso en el horno.

Pues bien, ahora tenemos un molde para tarta tatin hecho expresamente para utilizar en el microondas. Tiene una parte de silicona flexible con la que podemos desmoldar y viene con un plato de cerámica en el que se sirve directamente. Está pensado para darle la vuelta sin que la tarta pierda su forma en ningún momento. Podemos cocinar todo el proceso en el mismo molde, o si preferimos el estilo clásico podemos caramelizar las manzanas aparte en una sartén. Et voilà!


Y este post ya está cocinado ¡clin!


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

RSS
Facebook
Twitter