El diseño es parte de nuestras vidas, hoy en día más que nunca. Cualquier herramienta que utilicemos, incluido nuestros utensilios de silicona originales, ha sido previamente pensada por alguien, ha sido diseñada.

El diseño

El diseño ha sido parte fundamental desde el origen de la cocina. Desde el palo y la piedra primigenia, pasando por la cerámica, la madera tallada, los instrumentos metálicos posteriores, hasta los materiales modernos como nuestra amiga la silicona, todos de alguna manera han sido diseñados para facilitarnos las tareas diarias.

El diseño tiene que aportar una solución a una necesidad real. No sólo debe ser funcional y práctico, sino que además debe tener cierto estilo y armonía. En resumidas cuentas, son piezas útiles y decorativas al mismo tiempo. Al punto que, el menaje de cocina llega a ser parte del interiorismo. En los pequeños detalles esta la diferencia, dicen.

Queremos que la cocina sea un sitio agradable, que represente nuestro estilo. Un lugar donde, tenerlo todo a mano y que todo se fácil de usar y limpiar. Las formas y los colores ahora forman parte de la ecuación. Es por esto que los utensilios de cocina de silicona, son ideales para los diseñadores. Casi podemos hablar de útiles de silicona de autor.

Mis gadgets

En el mercado hay muchos accesorios o gadgets de cocina hechos con silicona.  Algunos más útiles que otros. Nuestros utensilios de cocina de silicona tienden a ser cada vez más personalizados, por tanto, no hay dos cocinas iguales.

Tendrás que elegir en cada caso lo que más se ajuste a tu perfil, o estilo. Puedes tener una cocina eminentemente práctica, con diseño minimalista – por decir uno-, o totalmente ecléptica y colorida. Hay quien le gusta llenar su cocina con artilujios un poco absurdos pero que resultan divertidos, ¿porqué no?

Tampoco voy a hacer una clasificación académica y pormenorizada de utensilios de silicona originales. No obstante, haré un pequeño repaso de aquellos utensilios de cocina de silicona que me parecen más útiles (que no necesarios), originales creativos o simplemente divertidos.

Huelga decir que no son imprescindibles para desempeñarnos en la cocina, sin embargo, una vez que pruebas ya no puedes vivir sin ellos (vale acabo de exagerar un poco). Créeme si te digo que te gustará tenerlos a mano, a medida que la cocina sea algo más que una tarea diaria, querrás ir incorporando cada vez más cosas de estas con las que disfrutar cocinando.

En cualquier caso, los utensilios de silicona originales son una fuente inagotable para hacer regalos. Por añadidura, para quien le guste el «postureo culinario» será feliz con estos cachivaches.

Exprimidores

Empecemos a sacarle el jugo al asunto. Como indica este chiste fácil que acabo de escribir, voy a hablar de exprimidores. Ya sé que a ti no te asusta mancharte un poco las manos, pero estos gadgets están muy bien diseñados y no hay necesidad de encurtirse los dedos.

A parte del exprimidor clásico, que también los hay de silicona con la ventaja de que incorporan una base adaptable al recipiente que queramos usar, existen otros modelos interesantes.

Por ejemplo, el que tiene forma de limón. Sólo hay que poner medio cítrico dentro y apretar el puño hasta que salga el jugo que necesitemos. Extraen el líquido de la pulpa colando las semillas y en caso de que solo necesitemos unas gotas, conservan el resto limón para otro momento.

Con este sistema tienes un exprimidor que incorpora un pequeño tapón por si solo usamos unas pocas gotas.

Hay muchos tipos y sistemas, insisto, tienes que buscar el que te venga mejor, también pensando en tu estilo y diseño. Dales una oportunidad.

Pero para mí el más divertido es el que convierte tu limón en espray. Solo hay que cortar la punta, enroscar este dispositivo y apretar un poco el limón. Listo, le das al botoncito y ya puedes pulverizar tus cítricos para finalizar tus platos, aliñar ensaladas, dar un toque a tus cócteles. No voy a negar que dan ganas de usarlo cual perfume, ¡no lo hagas, el limón escuece!

Pela ajos

Puestos a evitarnos olores fuertes en las manos, también tenemos la gama de pela ajos. Es un cilindro flexible de silicona en el que meter los dientes sueltos, giramos un poquito sobre la mesa y listo ya están pelados. Por supuesto tenemos la versión más divertida en forma de cabeza de ajo.

Descansa utensilios y Salvamanteles

Pongamos por caso, que estamos haciendo una receta de esas que necesitan muchas preparaciones. Estamos removiendo tres salsas, usando tres espátulas de silicona distintas, pero no queremos dejarlas dentro de las ollas, y además estamos dando la vuelta a la carne. No pasa nada, para eso están los descansa utensilios de silicona. En particular hay uno que nos permite poner hasta cuatro utensilios a la vez, mantiene elevada la parte de la cuchara con la que removemos, evitando manchar la encimera. Es la más funcional y se limpia luego con total facilidad.

Luego están los individuales, con diseños muy originales y multicolores. Los hay con forma de personitas, animales, hojas e incluso un tomate espachurrado. Y algunos sujeta-cucharas que se acoplan en un borde del propio caldero.

Continuamos con el mundo salvamanteles de silicona. Son un buen aislante del calor y del frío. Y para demostrar la versatilidad de este material, es antideslizante por un lado y antiadherente por el otro. Soportan el peso de los pucheros, y además son lavables. Son multifuncionales, los podemos usar también para sacar cosas del horno, incluso para abrir un frasco.

Podemos tener una colección de discos de colores, fáciles de guardar. También hay diseños minimalistas en forma de aspa, plegables. Y unos con formas y dibujos muy simpáticos, con imanes que podemos poner en la puerta de la nevera, muy a mano.

Otras Manoplas

Para seguir evitando quemaduras, tenemos unas agarraderas de silicona. Similares a un pequeño trapo de cocina. Las podemos usar para sacar ollas del fuego, levantar las tapas, o para sacar cosas del horno, aunque para este menester es más seguro una manopla. Por supuesto soportan altas temperaturas y tienen huella antideslizante. Creo que donde mejor funcionan es para sacar cosas del micro pues tienen un tamaño ideal .

También tenemos las mini manoplas, del tamaño justo para cubrir nuestros dedos. Son muy manejables y que se pueden guardar en cualquier sitio. Da juego a infinidad de diseños desde los básicos de todos los colores, hasta cualquier animalito que se te ocurra.

Las hay de tipo pinza de las que se quedan puestas en las propias asas de las ollas, así sabemos siempre donde están, y podemos retirarlas si vamos a hornear algo en la misma cazuela.

Si te va la marcha con el fuego de verdad, o sea una buena barbacoa, existen unos guantes de silicona perfectos, que protegen hasta la muñeca y te dan libertad para trabajar tranquilamente sobre las brasas evitando cualquier quemadura.

Pinzas, que no se te vayan…

Para darle una vuelta más al asunto, es el momento de hablar una vez más, de unas buenas pinzas de silicona. Hago mención otra vez porque el buen uso de las pinzas en la cocina es muy importante. Además, son un buen ejemplo de lo que es el diseño en la cocina, porque muy prácticas y pueden aportar mucho estilo.

Las pinzas han evolucionado mucho, normalmente suelen tener un armazón de metal, pero incorporan piezas clave de silicona. Piezas que ayudan, por un lado, a sostener de forma ergonómica la herramienta. Por otro lado, las almohadillas de silicona prensiles, anti deslizantes y anti adherentes, con las que manipular lo que estemos trabajando. Por supuesto también hay pinzas mas pequeñas para hacer trabajos más finos y decorativos.

También se usan de una manera divertida en bufés, o comidas informales pues se pueden poner cabezales originales, como por ejemplo en forma de manitas.

Por último, no me puedo resistir a comentar estas pinzas espátulas. Sinceramente no termino de ver la la utilidad, no parecen muy útiles la verdad, pero no dejan de ser algo novedosos y divertido. Quizás para las personas con poca experiencia en la cocina puedan servir de ayuda, para iniciarse.

Tapas, pero no de comer

En multitud de ocasiones, necesitamos reposar los alimentos durante un tiempo antes de seguir cocinando. Es entonces cuando recurrimos al papel de aluminio o al papel film. Volvemos a generar residuos y a gastar el dinero innecesariamente.

Para evitar este gasto, en la actualidad existen tapas de silicona. Son totalmente flexibles, se adecuan a muchos tipos de recipiente de diversos diámetros y formas, ya sea rectangular, ovalada o circular. Luego se limpia y se reutilizan las veces que hagan falta. Puedes tapar desde un caldero, un vaso hasta una sandía si te apetece. Y no olvidemos que no retiene olores. Por supuesto se puede meter al congelador y al microondas.

Además te servirá para darle vida a esos taper huérfanos de tapa, que nadie sabe porqué desaparecen y a dónde irán a parar…

Existen también las tapas de silicona para las ollas.
Si queremos un sellado perfecto entonces podemos utilizar las tapas de succión, que tienen efecto de ventosa y cierran herméticamente.

Algunas son muy útiles porque tienen sistema innovador para evitar que se derrame el líquido de las ollas cuando hierve. Algo parecido al viejo sistema de poner la cuchara de palo de lado a lado en lo alto de la vida, sólo que de una manera más higiénica y mejor pensada. Después es más fácil de lavar que la tapa metálica típica.

Quiero mencionar la tapa universal. Aunque es de vidrio como cualquier tapa convencional, tiene un borde perimetral de silicona que permite adaptarla a cualquier diámetro.

Por supuesto también tenemos diseños coloridos, con formas agradables como por ejemplo de flor o de hojas de plantas.

Bridas

En ocasiones, queremos hacer platos un poco más sofisticados y no nos queda más remedio que bridar los alimentos (o sea pasar una cuerda y atarlos). Este suele ser un trabajo un poco engorroso, así que ahora podemos usar las cintas elásticas de silicona para darle forma, por ejemplo, a un pollo relleno. Facilitar el trabajo y además aguantan altas temperaturas con lo que se puede usar en el horno tranquilamente.

A veces es necesario hacer atados con ramitas de plantas aromáticas para dar sabor a los guisos, pero no queremos que ciertas hierbas acaben mezcladas con el resto del guiso. Para eso también podemos usar estas cintas y juntar todas esas ramitas, para que después sea más fácil retirarlas. También existen recipientes de silicona para este menester, que tienen un ganchito para dejarlo colgado del borde de la olla.

Escurridores

Algo parecido son los mini escurridores para cocer pasta. Si queremos cocerla directamente en porciones, o cocer distintos tipos de pasta a la vez, podemos usar estas cestas plegables que se quedan enganchadas en la parte superior de la olla mientras se cocina. Lo mejor de esto, en una cocina normal, es que ayuda a controlar el tamaño de las porciones, pues con la pasta a veces se nos va la mano. También puede ser útil para ir sirviendo en distintos tiempos según vayan llegando los comensales, pero esto es algo más típico de los restaurantes.

On the Rocks

Para enfriar un poco la cosa, es hora de adentrarnos en el frío mundo de los hielos. Dime de qué forma es tu hielo y te diré cómo eres. ¿Qué quieres hielos de Star Wars? No hay problema, tú también podrás congelar a Han Solo.

Podemos tener hielos de diseño, o simplemente a granel, de diversas formas y tamaños, en función para lo que los necesitemos, pero siempre, con la garantía que nos da la silicona en cuanto a que es antibacteriana, y la de ya consabida facilidad para desmoldar. Otra ventaja a tener en cuenta, es que la silicona no retiene olores, por lo que nuestros hielos no tendrán un sabor “raro” como pasaba antes.

Existen también las cubiteras a la par que hieleras. Tiene un diseño ingenioso con doble capa, que permite generar hielo. Éste hielo lo podemos desmoldar y utilizar como cubitos al uso o podemos dejarlo en el interior, y utilizar el recipiente para enfriar una botella de vino.

Polos caseros

También para congelar tenemos todo tipo de moldes para hacer polos de hielo y helados caseros. Tenemos moldes apilables de forma vertical, con la forma típica forma de polo, con el palito (también de silicona) incluido. Son de cierre hermético y muy fácil de desmoldar. Y como casi todos estos cachivaches están pensados para limpiarlos fácilmente.

Por supuesto, existen muchas formas para estos moldes de polo “de palito”. Por ejemplo, tenemos uno que simula una brocheta de frutas, o todo tipo de dibujitos.

Otro tipo de polo, que gusta mucho a los niños y a los que no somos tan niños, es el de tipo cono flexible, de los que se aprietan por la parte de abajo y van saliendo lentamente por arriba, seguro que te viene a la mente una marca especial (a propósito de esto, hay moldes que simulan casi todas las formas de marcas que conocemos).

También tienen tapa para el congelado. En este caso no hay que desmontar el polo, porque va saliendo perfectamente mientras se come, esto es una gran ventaja para evitar tener que limpiar más de la cuenta. Están diseñados de forma ergonómica fácil de manipular.

Más moldes y pastelería

Siguiendo con el tema de dar forma a los alimentos, y aunque ya hemos hablado de los moldes, tengo que hacer mención a un molde en especial, por ser algo diferente útil y creativo.

Se trata de una banda ancha de silicona con imanes en su interior, que permite dar la forma que queramos a nuestras preparaciones, ya sean saladas o dulces. Ideal para los artistas o creativos. Para los más torpes (entre los que me incluyo) vienen unas siluetas de cartón para ir aprendiendo este molde. La idea es tan simple como genial, ya que la total libertad creativa para hacer muchas cosas distintas y personales.

Cabe destacar, como curiosidad, la serie de moldes que vienen divididos en porciones, ya sea para, por ejemplo, hacer gofres de distintos sabores a la vez o para desmoldar y repartir fácilmente.

De diseño

Para ver hasta qué punto el diseño y los utensilios de cocina de silicona van de la mano, tenemos un ejemplo perfecto, como la serie de moldes para hornear creados por la diseñadora Agatha Ruiz de la Prada.

Tenemos a nuestra disposición el set de moldes para hacer un pastel en forma de flor, y otro en forma de corazón, con una serie de decoraciones muy representativas del estilo de esta famosa diseñadora de moda. Doble diseño, para vestir la cocina y los postres.

Ya que hemos entrado de lleno en el mundo de la moda, hablaré de la cinta métrica de silicona de uso alimentario. Esto es todo un invento para las personas más avezadas en la repostería. Se puede usar para dividir en partes iguales un bizcocho, o para poner adornos con total precisión, para quienes trabajen con fondant.

Podemos crear dichos adornos con nuestra variedad de moldes de silicona, con las nuevas mangas pasteleras o con un lápiz de silicona para alimentos. Es un pequeño lápiz que funciona a modo de jeringuilla que podemos recargar, cambiar el grosor de la boquilla, y hacer dibujos con el mismo.

Huevos

Ahora vamos a hablar de uno de los ingredientes más populares en la cocina, el huevo. Con los utensilios de cocina de silicona tenemos una serie de formas nuevas de cocinar los huevos.

Extractor yemas

Uno de los trabajos más engorrosos de hacer en la cocina, es el de separar las yemas de las claras. Pues ahora hay un succionador de yemas de silicona, muy divertido, que permite hacer este trabajo de una manera más limpia y fácil. Te parecerá una chorrada pero funciona muy bien. Es más higienico que usar la propia cáscara, pues siempre pueden quedar restos.

  • Primero hay que cascar los huevos en un cuenco.
  • Segundo apretamos el absorbedor y ponemos la boquilla sobre la yema.
  • Tercero dejamos de apretar lentamente mientras se va absorbiendo la yema
  • Por último las depositamos en donde queramos volviendo a apretar la zona flexible.

Fritos

Para freír los huevos, ahora tenemos moldes antiadherentes que le dan forma divertida a un par de huevos fritos. No obstante, más que fritos, casi podemos decir a la plancha, ya que se necesita menos aceite. En cualquier caso son más sanos.

Es una manera original de hacer un desayuno. Tus huevos fritos pueden tener forma de animales, de pistola, de lo que se te ocurra. Ni que decir tiene que podemos usarlos para hacer tortillas, tortitas, panqueques y demás.

Escalfador

Así mismo, tenemos escalfadores. Son recipientes de silicona para hacer huevos escalfados de la manera más simple. Ideales para hacer huevo poché con la yema en su punto.
Aquí tienes una receta para los usos huevos Benedict, muy jugosos

Moldeados

También tenemos moldes para cocerlos, ya sea en agua o incluso en el microondas. Te ayudarán a mantener la forma (de los huevos, la tuya no lo creo). y a realizar una cocción perfecta.

Limpieza

Después de cocinar tantas cosas, no queda más remedio que limpiar los cacharros. La limpieza es fundamental para un buen almacenado de los utensilios de silicona originales , así para cuando vayamos a utilizarlos otra vez estén en perfecto estado. Además, creo que cocinar usando muchos cacharros y luego no lavarlos es hacer trampa. Así pues, he aquí algunos utensilios de silicona originales a la par que útiles , para dejarlo todo reluciente.

Para empezar, tenemos los estropajos hechos con silicona. Las hay de diversas formas, y al ser flexibles llegan perfectamente a todas las partes de lo que estamos fregando. Están formadas por cerdas robustas que rascan perfectamente toda la suciedad, sin raspar. La principal ventaja es que no arañan las superficies de el menaje de cocina, vajilla, etcétera. Tienen mucha durabilidad y son anti bacterianas. Además, son lavables en el lavavajillas, con lo cual se mantienen limpias.

Son multifuncionales podemos usarlas también para limpiar la vitrocerámica, para limpiar la propia cocina, o limpiar en general. Eso sí cada uno para un menester distinto.

Existe una versión muy curiosa, que vienen con un pequeño depósito en la parte posterior de la esponja o estropajo, que se pueden rellenar con lavavajillas directamente.

Pero si no queremos mojarnos las manos, tenemos la versión guante. Es un guante de silicona que tiene incorporada, en lo que sería la palma de la mano, el estropajo. Es como lavar con nuestras propias manos, pero sin mojarse.

Por último, para escurrir los platos y demás cacharros, tenemos las alfombrillas escurreplatos. Son anti deslizantes, tienen estrías para que no se caigan los platos, y además en un momento dado pueden servir para poner sartenes calientes encima. Luego se pueden enrollar y guardar y queda todo despejado.

Miscelánea.

¿Qué hace ese disco en la cocina? Pues, es un embudo plegable de silicona. Se pliega de forma telescópica y se puede guardar en cualquier parte. Puedes verter líquidos para tus preparaciones con tranquilidad, además de los aceites usados en el bote detergente gastado (no olvides llevarlo a un punto limpio luego).

Siempre es un buen momento para comer palomitas. Así que nos vendrá bien el recipiente de silicona para cocinar palomitas al microondas. Es una manera de comerlas más sanas, sólo llevará lo que nosotros queramos y las tenemos más controladas que esas que compramos en un paquete y que tienen vaya usted a saber qué. También es plegable y fácil de guardar.

Utensilios de cocina de silicona.

Y aunque no sea para cocinar, no puedo evitar hacer mención del kit para preparar mojitos de silicahora meona. Tiene su vaso medidor, su exprimidor, e incluso molde para hielos.Por supuesto también viene con una barrita de madera para sacarle el jugo a la menta. Genial para auto regalarse, si te gustan los cócteles.


Y esto es todo por el momento, el número de utensilios de silicona originales es muy grande, y cada vez habrá más cosas, ya que la silicona es un material muy versátil, y seguirán apareciendo utilidades. Seguiré estando al tanto de estos gadgets curiosos, y en próximos post, hablaré de los mismos.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

RSS
Facebook
Twitter