De un tiempo a esta parte, hemos visto como el mundo de la cocina ha ido ganando popularidad, hasta convertirse en uno de los temas que más interés despierta en todo el mundo. Por eso, me decido ha escribir sobre utensilios de cocina de silicona, pero no adelantemos acontecimientos.

En primer lugar, vemos programas televisivos de cocina, concursos de talento, buscamos recetas en Internet y asistimos a clases de cocina. Además ya sabemos que un showcooking no es un robot de cocina. Manejamos todo tipo de ingredientes, incluso hay quien monta su pequeño huerto urbano o casero para tener sus hierbas aromáticas siempre frescas.

En resumidas cuentas, cada vez somos más los que nos acercamos a este fascinante mundo de la gastronomía porque nos encanta comer bien y sobre todo cocinar. ¡Quien quiere ser rock star pudiendo ser Chef ¡

¿Y tú quién eres?, te preguntarás.

A modo de presentación tengo que decir que me acerque, junto con mi pareja, paulatinamente a este mundillo, aunque debería decir universo en expansión, porque esto de la cocina es ya mucho más que una moda pasajera.

Empezamos viendo el famoso concurso televisivo de cocina para principiantes, Masterchef para más señas. ¡Se lo pasaban en grande replicando recetas espectaculares! Luego continuaron los programas de recetas al uso, (el canal del huevo frito echa humo en mi casa), siempre es buen momento para aprender nuevas recetas o trucos de cocina. Empezamos a leer blogs, a ver vídeos en la red, compartir opiniones y recetas en redes sociales, a cocinar con los amigos.

Nunca nos cansamos de aprender nuevas preparaciones o variantes de las de toda la vida. Descubrimos que hay muchas recetas de las que no habíamos oído ni hablar y que ahora no pueden faltar en nuestro repertorio habitual.

Nos gusta cocinar

ollas y verduras - utensilios de cocina de silicona

De este modo, la cocina dejó de ser una anodina tarea diaria (¿qué hago de comer hoy?) y se fue convirtiendo en algo más que un pasatiempo. Se convirtió en una afición con la que nos pasamos en grande, en nuestro tiempo libre, cocinando y comiendo claro está.

Afición con la que cada vez aprendíamos más, entre otras cosas a comer de manera más saludable, a usar correctamente los utensilios de cocina, a conocer mejor los ingredientes y sus temporadas, novedosas técnicas de cocina, preparaciones básicas, manejo de cuchillos y tantas cosas más con las que disfrutar en la cocina.

Eso sí, es importante aclarar que, antes de invitar a alguien a probar nuestros guisos, nos aseguramos de que estén realmente buenos (dentro de nuestras posibilidades), porque no es cuestión de perder amistades por culpa de una masa que pueda hacerte saltar un empaste.

Jamás pensé que acabaría comprando libros de chefs de prestigio, y no sólo de recetas sino de biografías y que me convertiría en fiel seguidor de alguno. Descubrí que comer y viajar es todo lo mismo. La gastronomía te hace conocer otras culturas y eso es algo verdaderamente apasionante. No concibo un viaje sin ante definir una ruta buena gastronómica.

Un blog

Pasados unos cuantos años trasteando en la cocina, intentando repetir las recetas de los grandes, practicando, por qué no decirlo, las recetas de mi madre y viajando por el mundo culinario, probando ingredientes de aquí y de allá, me decido a escribir este blog para poder hablar de lo que más me gusta que es de la cocina y por supuesto de comer bien.

Así que me puse manos a la obra y me pregunté ¿de qué puedo escribir que sea diferente y que aporte algo distinto? Y tras darle muchas vueltas al asunto, resonaron tres palabras en mi cabeza:

utensilios cocina silicona

¿Y por qué algo tan específico, casi tangencial? Te estarás preguntando. Pues bien, resulta que mientras le daba vueltas a la cabeza sobre el tema del que iba a escribir, durante un cocinado mi pareja me sacó de mis ensoñaciones a base de darle con una cuchara de palo al borde de una sartén.

¡Cuidado que te vas a cargar la sartén! – Le espeté.

A lo que ella respondió, -es que la (piiiiii palabra simpática) bechamel, siempre se queda pegada a la cuchara y no encuentro la lengua de gato.

(Luego recordé lo que había pasado con la espátula de silicona, pero ese es un tema que comentaré en otra ocasión.)

Y no, en ese momento no empecé a decir ¡Eureka, ya lo tengo, ya sea de lo que voy a escribir! No, para nada, pero si es verdad que se me quedó rondando por la cabeza aquello de que la silicona es tu amiga (estoy seguro de que el Froid tendría algo que decir al respecto).

¿Son tóxicos los útiles de cocina de silicona?

Pasaron los días y decidimos que queríamos hacer un postre un tanto complejo siguiendo como no una receta que vimos en Internet. Para ello necesitábamos unos moldes esféricos de silicona, así que acudimos a una tienda especializada en temas de hogar, y al preguntar por estos moldes nos dijeron:

ya no los vendemos porque son tóxicos.

amable dependiente.

En ese momento me alarmé, me dije ¡cómo es posible que me hubieran vendido algo así! Llevamos años haciendo todo tipo de bizcochos y magdalenas (ahora conocidas como Cupcakes), removiendo los pucheros con mis espátulas, haciendo cubitos de hielo para alegrar mis cócteles, y resulta que estábamos envenenando al personal.

Aún recuerdo cuando utilizamos el primer molde para hacer un bizcocho y lo práctico que fue. Vimos los cielos abiertos. Se acabó el misterio los moldes de acero inoxidables que se oxidan, adiós a los nada ecológicos moldes de usar y tirar. Ya no hay que rebañar la mezcla con el dedo índice para verterla en el molde y aprovechar así hasta la última gota. Pero toda esa maravilla se fue al garete cuando la simpática (todo hay que decirlo) encargada de la tienda nos confirmó que por seguridad ya no vendían moldes de silicona.

Investigando

Debo reconocer que salir algo ofuscado de la tienda, y de vuelta a casa iba decidido a deshacerme de todo el material de cocina de silicona que teníamos en nuestra cocina. Luego me puse a reflexionar, básicamente pensando en el dinero que ya había invertido en comprar mis cachivaches flexibles.

utensilios de cocina de silicona

Silicona alimentaria es segura

Pensé que si dicen que vivimos en la era de la información, será por algo. Así que empecé a hacer una pequeña investigación en la red, quería ver que decían los fabricantes y las agencias de consumo y de salud. El resultado fue que me quedé mucho más tranquilo sabiendo que existe la silicona de grado alimentario, que tiene todas las garantías para usar en la cocina.

Para empezar los fabricantes deben seguir las directivas de las administraciones, como las de la Unión Europea, para fabricar adecuadamente y distribuir estos utensilios con total seguridad.

Por tanto, están obligados a cumplir la normativa vigente respecto al uso de los materiales que entran en contacto con el agua y los alimentos. En Europa tenemos la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria EFSA y en Estados Unidos está la FDA. Estas agencias garantizan el uso de la silicona para alimentos. Así que, si tenemos dudas, sólo hay que buscar el sello de estas agencias o preguntar al vendedor o fabricante.

En segundo lugar, descubrí que este tipo de siliconas es ampliamente utilizado en medicina y cirugía. Desde hace décadas se vienen usando todo tipo de implantes y prótesis de silicona, con diversas finalidades médicas. También encontramos silicona en productos para la infancia como por ejemplo, las tetinas de biberón o mordedores.

Por tanto, podemos decir que la silicona, es un material de confianza e higiénico. Ha sido testado a lo largo de muchos años con resultados positivos, que justifican su empleo para fabricar utensilios de cocina de silicona.

Además de todo esto, aprendí a usar correctamente estos utensilios de cocina, como veremos más adelante.

No son tóxicos

En conclusión los utensilios de silicona no son tóxicos, y como el resto de herramientas de cocina, sean del material que sea, el fabricante debe asegurar que son productos que se pueden utilizar con alimentos. Como siempre se trata de hacer un buen uso de las herramientas y utilizar el sentido común.

Sinceramente espero haber podido ayudar a deshacer algunos de los mitos sobre la silicona de uso alimentario. En casa la usamos con total tranquilidad, incluso lo prefiero a otro materiales.

Por último no diré que en aquella tienda estaban exagerando, pero hay veces que dejamos que los mitos se conviertan en realidad. Se crea alarmismo social con mucha facilidad, y lo más fácil es cortar por lo sano. Supongo que lo de esta tienda era algo más relacionado con los números y las ventas que con los moldes de silicona. Después comprobé que otras tiendas de confianza si vendían productos de silicona sin ningún problema.

¿Qué es la silicona?

No es cuestión de dar aquí una clase de formulación química, entre otras cosas porque no tengo los conocimientos ni soy quién, pero allá va una pequeña descripción.

Silicona quimica

Por lo visto la silicona, o polisiloxano (nombre técnico) es un polímero sintético, inorgánico constituido por átomos de silicio y oxígeno, lo que da lugar a su nombre . Es incolora e inodora, inerte y estable a altas y bajas temperaturas. Soporta temperaturas de entre -60 °C y los 260 °C, lo cual está de sobra dentro del margen de las temperaturas con las que nos manejamos en una cocina normal, o sea podemos congelar y hornear tranquilamente.

El componente básico pare elaborar silicona es el dióxido de silicio o sílice, el cual encuentra en abundancia, por ejemplo, en la arena de playa. Es el mismo componente que se utiliza en la elaboración del vidrio.

Al ser un material estable y resistente, además de proporcionar una importante flexibilidad, y propiedades anti adherentes, y antideslizante. Es por esto que, la silicona tienes diversos usos industriales.

Silicona Platino

Cabe mencionar la silicona platino. Esta silicona tiene un proceso químico que utiliza el platino como catalizador, y según los expertos esto hace que se fabriquen, entre otras cosas, moldes de silicona con mayor resistencia, y más aptos para la cocina.

Conclusión

Por supuesto que hay diversas calidades y es importante que nos aseguren que los productos utilizamos ya sean de silicona o de cualquier otro compuesto sean aptos para su uso en la cocina, y en general lo son.

En ningún caso veo justificada la alarma que se ha creado entorno a la silicona, en parte debido, en mi opinión, a su similitud con el plástico, aunque tengan origen totalmente diferentes.

Aquí me gustaría hacer un pequeño inciso, porque sinceramente, creo que es importante tomarse el tiempo necesario para conseguir las herramientas adecuadas para todo lo que vayamos a emprender. Particularmente en la cocina ya que, hablo desde mi experiencia personal, muchas veces no le damos importancia que se merecen estas herramientas. A parte de asegurarnos que nuestros alimentos estén en perfecto estado, en muchas ocasiones nos salvan la vida, nos permiten ahorrar tiempo y dinero.

Así que me permito aconsejar, que elijamos siempre marcas de calidad que nos den la garantía que precisamos. Por eso creo que vale la pena invertir en materiales de calidad, evitar en lo posible, comprar los utensilios de cocina en la multitienda de la esquina.

Por último, en los siguientes artículos espero ahondar más en explicaciones sobre cada uno de los utensilios de cocina de silicona que solemos usar en la cocina. Entraremos en detalle sobre los mejores usos, con ejemplos y recetas.

¿Cómo debo utilizar los utensilios de cocina de silicona?

Grmlin. utensilios de cocina de silicona

A modo de inicio hay que decir que la silicona es como un “gremlin”. Sólo hay tres reglas que debes cumplir, aparte de comprar calidad, para no tener ningún problema.

  • En primer lugar, hay que evitar que entre en contacto directo con una fuente de calor, véase la vitro, un llama de fuego, etc. (esto tiene algo que ver con la misteriosa desaparición de la espátula de silicona que mencioné antes).
  • Lo segundo que debemos saber es que una vez que los compremos es conveniente engrasar los moldes únicamente la primera vez que los usemos. Así alargaremos su vida útil y se conservaran mejor.
  •  Y por último hay que evitar cortar los alimentos dentro del molde, para evitar que se hagan cortes en cuyo caso habría que desecharlos. Si se producen cortes no podríamos limpiar adecuadamente esas hendiduras.

Y eso es todo. Creo que estas tres simples reglas no son en absoluto difíciles de seguir, lo cual me ha convencido para seguir usando tranquilamente los utensilios de cocina de silicona. Es cuestión de usar el sentido común y en caso de dudas basta con seguir las instrucciones de cada fabricante.

Renovarse

Si te pasa como a mí, y resulta que ya habías comprado un número importante de moldes y otros enseres de cocina de silicona, no pierdas la calma.

Primero tómate tu tempo y revísalos cuidadosamente. Primero busca si tienen algún corte o parte de superficie cuarteada. Revisa si ves alguna mancha o desperfecto. Si es así habrá que desecharlos de lo contrario no hay por qué.

Primero tómate tu tempo y revísalos cuidadosamente. Primero busca si tienen algún corte o parte de superficie cuarteada. Revisa si ves alguna mancha o desperfecto. Si es así habrá que desecharlos de lo contrario no hay por qué.

 En segundo lugar, te recomiendo que hagas un ejercicio de memoria, para recordar donde los habías comprado, si te costó sospechosamente muy poco, si lo compraste en una tienda con garantías y si es de una marca conocida.

A partir de aquí tú decides, en mi caso particular, yo preferí deshacerme de los que no estaba seguro si eran óptimos y comprar nuevos. A parte fue una buena idea renovar mi set de útiles de silicona, ya que me permitió descubrir nuevas herramientas y moldes de lo más divertidos.

Ventajas de usar utensilios de cocina de silicona

No tengo nada en contra de las cucharas de palo de toda vida, ni contra los demás utensilios de cocina tradicionales, desde las cazuelas de barro a la olla exprés, han hecho un gran favor a la humanidad. Sin ellas no hubiésemos llegado hasta donde estamos hoy en día, sin embargo, hay que evolucionar. No podemos olvidar que la madera es un material poroso, con lo cual es algo menos higiénico que por ejemplo la silicona.


Según mi propia experiencia, y lo que he investigando puedo decir que la llegada de la silicona y otros materiales a la cocina ha sido un gran avance, tanto a nivel particular como en el profesional. Los beneficios son múltiples y en mi opinión muy convincentes, tanto para el día a día como para otro tipo de elaboraciones más complejas como postres, y cocina de vanguardia.

Flexibilidad

Para empezar, la flexibilidad es la principal ventaja, porque facilita mucho el cocinado. Mientras que, otros materiales rígidos no permiten manipular los alimentos tal y como nos gustaría, con los utensilios de silicona podemos alcanzar hasta la última esquina de la olla. Además es ideal para desmoldar.

Ten en cuenta que es maleable, no pierde la forma, facilita su limpieza y al contrario que sus predecesores, es ideal para almacenar, en poco espacio. Además algunos moldes son auto plegables. También están diseñados para almacenarse unos dentro de otros. Por último, no se rompen como los moldes de vidrio ni se aboyan como los de metal. Por último, ni que decir tiene que no se oxidan.

Resistencia Térmica

En primer lugar, los utensilios de silicona resisten en una horquilla de temperatura muy interesante para poder trabajar con ellos en la cocina. Desde los -60°C, hasta los 270 °C (depende del fabricante).

En segundo lugar, este material tiene una buena conducción térmica. Esto mantiene la temperatura estable durante la cocción. Permitiendo que el cocinado en el horno sea homogéneo, lo cual, primero reduce los tiempos de cocción. Segundo evita que se reseque lo que estemos horneando. Tercero facilita el enfriado de las elaboraciones, con lo cual ganamos tiempo.

Anti bacterias

Especialmente relevante, es que, al ser un material poco poroso, evita que se almacenen suciedades y bacterias. Así que, la silicona para alimentación, es una aliada para mantener las condiciones higiénicas y de seguridad en la cocina. En este sentido es mejor que otros materiales como la madera o el plástico.

Durabilidad

Por suerte, hablamos de un material persistente. Su durabilidad: en este caso depende de la marca y calidad que compremos, pero siguiendo la política de este artículo, intentaremos elegir marcas de primer orden que ofrezcan garantías. En definitiva, si los cuidamos bien (siguiendo las normas básicas ya descritas) nos pueden durar muchos años.

Sin olores

No deja olores ni sabores: no retienen los olores de los alimentos ni quedan rastros de sabor de anteriores cocinados. Por lo tanto, evitamos aromas indeseables flotando por la cocina y que se puedan mezclar sabores entre distintas elaboraciones.

Reutilizables.

se pueden utilizar tantas veces como queramos. En cierto modo podemos decir que son ecológicos, porque podemos desechar los artículos de usar y tirar, por ejemplo, mangas pasteleras y moldes. En conclusión, no generamos más basura y usamos menos plástico.

Anti Adherente

Es anti adherente los alimentos no se pegan a la superficie ya sea de los moldes o de las espátulas, lo cual es de agradecer. No necesitamos engrasar la superficie ni ponerle harina en cada cocinado.

Apto para Microondas

Se puede usar en el microondas con toda tranquilidad. (En próximos post haremos un monográfico sobre cocinado en microondas con artículos de silicona).

Variedad

Hay una gran variedad de moldes y otras herramientas. Los moldes son especialmente útiles en repostería tanto la tradicional como la moderna. Nos abre el abanico de recetas que podremos hacer en casa.

Diseño

Ten en cuenta que, hoy en día nos gusta que la cocina como el resto de la casa tenga un aspecto agradable con el que nos sintamos a gusto. Por lo tanto, tenemos una gran variedad de diseños, colores, tamaños, formas y modelos. En definitiva hay una amplia gama de utensilios de cocina de silicona, algunos incluso diseñados por firmas de moda, porque no todo tiene porque ser rústico y de madera.

Limpieza

Por último, es un material muy fácil de limpiar a mano, solamente con un poco de agua y lava lozas normal. Por lo general basta con frotar suavemente y aclarar. Sobre todo, no debemos rascar, ni usar jabones abrasivos porque se puede estropear y queremos que duren mucho. Casi todos estos utensilios se pueden limpiar en el lavavajillas sin problema alguno.

Conclusión

En resumidas cuentas, es innegable el avance que ha supuesto este material, que ya lleva con nosotros mucho tiempo como para llamarlo nuevo, tanto para los moldes como para los demás utensilios de cocina. Nos permiten cocinar de una manera mucho más higiénica y práctica. Incluso, nos ha abierto camino para poder hacer recetas que anteriormente eran imposibles o muy difíciles de hacer en casa. Además, todo hay que decirlo, nos ha llenado la cocina de alegres colores.

De todos es conocido, que la comida, como se dice habitualmente, entra por los ojos. Lo que antes suponía un gran esfuerzo, para que las presentaciones de nuestros platos estuvieran a la altura de los que solemos ver en la televisión, o de algunos bloggers especializados en cocina, hoy en día resulta mucho más factible de realizar de realizar. Actualmente tenemos la posibilidad de que nuestras creaciones culinarias sean más coloridas y sobre todo tengan formas de todo tipo, lo cual da volumen y nos ayuda a ser unas presentaciones espectaculares.

A continuación…

Como ya iremos desvelando en los siguientes posts, existe una gran variedad de utensilios de cocina de silicona. Más allá del amplio mundo de los moldes, existen herramientas tanto flexibles como rígidas con una solvencia más que comprobada.

Por lo tanto, espero que este post te haya sido ameno y sobre todo útil. Así mismo espero que al igual que nosotros, comiences a apreciar las ventajas de las herramientas de cocina de silicona y que los puedas probar en tu casa, es más te invito a que empieces hoy mismo y nos cuentes tus propias experiencias.

Por último, si te interesa este post puede seguir viendo los siguientes en los que hablaremos tanto de tipos de utensilios de cocina, como de las recetas que he ido haciendo gracias a todo lo que he explicado anteriormente.

Nos gusta seguir aprendiendo, y seguiremos compartiendo lo aprendido, queda un amplio mundo por descubrir y de recetas que inventar.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

RSS
Facebook
Twitter